8 de abril de 2016

Retahíla



no sé qué parte de ti podrá encontrarse conmigo a estas alturas
en este océano abierto sin fin ni fondo en el que siempre llueve

se equivocan los astros la intuición la brújula
las putas coincidencias                                                 las casualidades
la luna que está en todas partes
también se equivoca
el sol
se me pierde el norte
se me nubla la vista
no presto atención a lo que viene siendo el AHORA
tengo los oídos sordos ya de tanta canción
de tanta cantinela
de la misma retahíla
de los cuentos que me cuento
de los presagios de un futuro que nunca llega
de la espera       espera                                espera
espera

y entre espera y espera sigo esperando
a falta siempre de tu tacto
la falta de tacto que tienes me su-pe-ra
me des-esperan
tus ambigüedades
tus maneras de acercarte sin buscarme
me frustran
los portazos en la cara
los atropellos
y que se equivoque
el hombre del tiempo
y que mis amigos siempre tengan razón
y que no exista nadie más que yo
que pueda venir a salvarme
mientras me ahogo
buscando las llaves
de un tesoro que no es para mí


------------------------------------------------------------------------

MODE: con mucha hambre (sí, de ti también)

ESCUCHANDO: La melodía del Login Screen de "Aurelion Sol, The Star Forger"
(League Of Legends) que no pega... pero ahí está de fondo, es la que toca en la 6.7

IMAGEN: "retahíla" sacada de "La tienda de palabras olvidadas"

PD.1: este texto tiene ya algunos meses, creo que se queda así, puede decirse...que ha pasado la cuarentena

PD.2: Este año vuelvo a la Caseta de Cangrejo Pistolero Ediciones en la Feria del Libro de Sevilla del 28 de Abril al 8 de Mayo.

PD.3: Ya sabéis que el blog lo actualizo cuando me late, pero eso no quita que la escritura siga y los proyectos fluyan... Este Otoño vendrá cargado de sorpresas.

PD.4: Por cierto, 33 y 2 meses (tenía ganas de decirlo)

No es costumbre pero el texto de hoy se lo dedico a Marcos Bandera que nada en un océano que le engulle, paralelo al mío. Naufragios sufrimos todos, pero a algunos... nos merece la pena mantenernos en mitad de la tormenta (#CadaLocoConSuTema) hasta el día que nos deje de merecer la pena, hasta el día en el que la tormenta se calme o hasta el día en el que una isla nos encuentre.