25 de mayo de 2007

de madrugada

---------------------------------------------
.
.
. . . Y no estaba la luna cuando fui a verla,

así que paseé un rato.

Perdí el tiempo esa noche
y no lo eché en falta hasta que el frío
intenso invadió mi cerebro.
Tenía los pies mojados.
Estaba empapada.

Había charcos por todas partes,
¿cuándo había llovido?.

¿Desde qué hora llevaba caminando?.
¿Dónde estaban mis zapatos?.

Intenté hacer memoria
pero me salió torcida y por lo tanto
no supe si hoy era ayer, antes de ayer
o el Martes pasado.

Preocupada me pasé
el resto de esa noche
buscando el tiempo perdido

y al llegar a casa
él estaba allí todavía sin afeitar.
Se quitó los zapatos al verme entrar:

- Me prometiste un baile, ¿recuerdas?.-

Las gotas de agua golpeaban con fuerza la ventana.

---------------------------------------------

MODE: bailas?

iMAGEN en: http://www.fotolog.net/indigesta
(porqué no la he puesto aquí?: porque NO.



[ Si tú me dices VEN ... ]

4 comentarios:

Oruga Azul dijo...

¿No tendrá todo que ver con el sabor de una magdalena?

iNDigEstA dijo...

.
.
. . . Umh, una magdalena como cuál?
Es que eso es muy ambiguo.

Oruga Azul dijo...

En En busca del tiempo perdido, un tocho de Marcel Proust, todo es un recuerdo que el narrador tiene tras probar el sabor de una magdalena (me parece que mojada en té).

Mis reflexiones... dijo...

¿Por qué..?

¿Por qué no...?

¿Por qué no escribir...?

¿Por qué no escribir lo que no te gusta?

A mi me gustas... pero no estás...